4 motivos para crear un Vision Board

Me encantan los rituales de año nuevo. Las uvas a las 12 p.m, la ropa interior de color y la maleta en la noche de año nuevo siempre estan. También tengo un ritual para  comenzar el nuevo año, escojo una Intención y hago un Vision Board o cartelera de sueños. 

Me gusta, al comenzar un nuevo ciclo, tener un espacio de reflexión y conexión genuina conmigo misma que me permita definir los objetivos que quiero lograr.

Yo tengo muchos sueños, pero a veces me pierdo en los retos del día a día y se quedan sin cumplir. La maternidad fue uno, pero nunca pensé cuánto podría distraerme la vida de mamá de las otras metas que quería lograr. Por eso creo que es necesario todos los años crear un Vision Board para mantener el enfoque en mi vida más allá de mi rol de madre..


Vision board: una herramienta para lograr metas

El vision board es una representación gráfica de los sueños que quiero alcanzar. Es un tablero, físico o digital, donde organizo imágenes que reflejen las metas que quiero hacer que pasen en el año que comienza.

También me gusta incluir aspiraciones, experiencias y hasta sentimientos que quiero vivir en el futuro. Crear el vision board es también en si momento especial. Desde el 2019 me reúno con el mismo grupo de amigas para soñar en grande.


4 razones para hacer un Vision Board

Para mí la mejor manera de comenzar un nuevo año es con enfoque y propósito. Yo hago un vision board porque:

vision board
  1. Me ayuda a conectar emocionalmente con los propósitos que tengo para el año. Es un compromiso visual de mi intención y metas. 
  1. Es un continuo recordatorio de mis sueños y objetivos. Al ser mamá y tener la vida llena de pendientes es muy fácil olvidar los objetivos que quiero lograr. Tiendo a priorizar las necesidades de mi familia, por eso el Vision Board me mantiene enfocada en lo que deseo.
  1. Es una herramienta de visualización, pero también de decisión. Cuando tengo que tomar una decisión o priorizar mi tiempo miro el Vision Board, conecto con mis sueños y decido a qué decir sí y a qué decir que no.
  1. Me ayuda a medir resultados. Si bien es cierto que no todos los sueños que coloco en los Vision Board se cumplen en el periodo de un año, muchos de ellos sí y esta herramienta me ayuda a analizar al finalizar el año lo que me funcionó y lo que no. Esta información me ayuda mucho cuando estoy planeando el próximo año porque puedo revisar lo que logré y cuánto avancé.

¿Ves el porqué crear un Vision Board se ha convertido en un ritual imprescindible en mi inicio de año?

Si te animas, me encantaría que tú también escribieras y reflejaras tus sueños para este próximo año. Te dejo AQUÍ una guía con los pasos que mis amigas y yo seguimos cada año para reflejar nuestros sueños y que tu puedes seguir para reflejar los tuyos.

Quiero que cada paso que des este año te ayude a estar más cerca de lograr tus propósitos, y sea un año valioso en tu vida. Porque los sueños se cumplen y el mío es que sigas siendo una poderosa WowMom.

Deja un comentario