Camila Toro

Camila Toro es una mamá joven, una emprendedora con el propósito de repartir felicidad en el mundo. En su tienda Happy Cami comparte herramientas y productos para educar con una visión positiva.

Macy: ¿Qué es Happy Cami?

Camila: Happy Cami es una marca internacional que ayuda a los padres con herramientas de inteligencia emocional, positividad y mentalidad para sus hijos.

Tenemos presencia en Estados Unidos, Colombia, Ecuador y Australia.

Macy: ¿Por qué decides embarcarte en este emprendimiento?

Camila: Happy Cami ha existido desde que tengo memoria. Todo empezó con unas pegatinas de caritas sonrientes que me regaló mi abuelo cuando tenía 10 años. Me dijo: "para que puedas dar a los demás".

Desde entonces, dondequiera que iba tenía mis pegatinas de caras sonrientes y se las regalaba a la gente. Mis stickers me han acompañado en todos los momentos importantes de mi vida como cumpleaños, graduación, boda, viajes.

Mi abuelo ya no está en este mundo terrenal, pero sin duda, esta fue una de las piezas más importantes de su legado. Sin saberlo, cuando me regaló ese paquete de caritas sonrientes, despertó en mí la pasión por dar, inspirar y compartir Felicidad.

En todos estos años he regalado más de 100.000 pegatinas de caras sonrientes a mi familia, amigos y extraños (y contando). Me di cuenta del poder que tiene este símbolo de la Felicidad pero también de la lucha diaria que tantas personas tienen en la “búsqueda de la Felicidad”.

Desde hace algunos años me dedico a estudiar la Felicidad como ciencia, lo que hace verdaderamente felices a las personas y entender cómo desde mi propia pasión puedo ayudarlas con herramientas prácticas en ese camino feliz que es la vida.

Macy: ¿Dónde ves a Happy Cami dentro de 10 años?

Camila: En 10 años, veo a Happy Cami como una experta en los temas de Felicidad y psicología positiva con un programa académico para padres y educadores que se puede implementar en muchas escuelas alrededor del mundo. También habrá una línea de productos Happy Cami en todas las tiendas Target de EE. UU., que ayudan a los padres a trabajar con sus hijos los temas de gratitud, autoestima y felicidad.

Macy: ¿Cómo ha influido el ser mamá en tu trabajo y carrera?

Camila: Mi objetivo siempre ha sido compartir la felicidad, pero solo cuando me convertí en mamá, me di cuenta de la pieza importante que le falta a la educación de los niños de hoy. Según la ciencia, el 50 % de nuestra felicidad proviene de nuestros genes, el 10 % de las circunstancias de la vida y el 40 % restante de comportamientos aprendidos, como nuestros pensamientos y elecciones, ¡y este gran porcentaje está bajo NUESTRO CONTROL!

Creo que en ese 40% es donde la educación juega un papel fundamental, si los padres nos educamos con herramientas, estrategias y si logramos cambiar positivamente nuestros hábitos; también podemos educar a nuestros hijos con una visión positiva de la vida.

Macy: ¿Qué consejo tienes para otras mamás emprendedoras?

Camila: Creo que es importante recordar “vivir un día a la vez” y que somos MADRES Y EMPRENDEDORAS; el primero es el trabajo más esencial del mundo que viene sin instrucciones ni programa de capacitación, el segundo es cumplir metas personales y alcanzar un nivel profesional con nuestra propia empresa. Lo importante es entender que, aunque a veces las cosas no vayan tan bien y tan rápido como nos gustaría, viviendo un día a la vez con alegría en el corazón, podemos avanzar a grandes pasos sin darnos cuenta.

Hablé con Camila sobre los desafíos que enfrentamos como padres para sentir felicidad. Escuche una conversación #emmemoment sobre la ciencia detrás de la felicidad.

Deja un comentario