Jael Toledo

La primera vez que conocí a Jael Toledo , ella estaba usando lápiz labial rojo, y luego la escuché decir que usaba el color como una capa de superhéroe. El color rojo la hacía sentir invencible y con la capacidad de cambiar vidas... No podría estar más de acuerdo . Con palabras inspiradoras y una personalidad magnética, esta terapeuta y madre de tres hijos ayuda a las mujeres a encontrarse de nuevo.


Macy: ¿Quién es Jael Toledo?
Jael: Creo firmemente que no puedo comenzar a explicar quién soy sin rastrear los pasos que he dado en mi vida. El camino que he recorrido para convertirme en un terapeuta sistémico no convencional comenzó con mi Licenciatura en Psicología y Educación Especial. Esto me llevó a ver con mis propios ojos cuántas dificultades de aprendizaje de los niños provienen de problemas dentro de la relación de sus padres. Inspirada por esto, realicé mi maestría en Consejería Matrimonial y Familiar, que hoy en día me ha brindado las herramientas para ayudar a quienes me rodean a encontrar el poder de ser ellos mismos. Sin embargo, mi camino no es sólo lo que he hecho como profesional. Es la suma de mis experiencias como persona. Nací en los EE. UU., me crié en Colombia, completé mi servicio militar en Israel y finalmente me establecí en Miami, una ciudad a la que hoy llamo hogar. Mi camino también me ha convertido en madre de tres hijos, esposa, amiga, empresaria, hija, hermana, tía. Y como tantas otras mujeres, sigo desempeñando muchos roles diferentes y abarco infinitas versiones de mí misma en mi vida diaria.


Macy: ¿Por qué decides empezar a trabajar en salud mental?
Jael: Entré al campo de la salud mental porque crecí en una casa con un padre muy violento. Mi objetivo era entender la mente de alguien cuyo papel es amarte y protegerte, pero te hirió.


Macy: ¿Qué es la Terapia PATH?
Jael: Como mi modelo terapéutico, la Terapia PATH se basa en posibilidades, aceptación, confianza y esperanza. Y creo que es una experiencia transformadora para quien se embarca en ella. Es el resultado del poder que veo en los ejercicios neuroemocionales y las experiencias sensoriales para desbloquear lo que hay adentro. Se centra en la calidad de una pizarra como herramienta para el autodescubrimiento, así como en la empatía, la confianza y la familiaridad que surgen cuando traigo mis propias experiencias a la mesa, haciendo que el proceso de curación sea más amigable. Se basa en mi creencia de que las posibilidades son el comienzo de todo. Y en la firme convicción, el poder de decisión es la clave para liberar y comprender mejor nuestra identidad.


Macy: ¿Cómo ha influido el ser mamá en tu trabajo y carrera?
Jael: Ser madre me ha permitido aprender a amar mis imperfecciones, aceptar que aprendo a diario y que ellos (mis hijos) son grandes maestros de vida.

Macy: ¿Qué consejo tienes para las mamás que sienten que sus mentes no están en el lugar correcto?
Jael: ¿Cuántos de nosotros nos hemos sentido perdidos en el camino de encontrarnos a nosotros mismos? Hoy te invito a convertirte en un investigador privado de tu vida emocional. ¿Qué ha pasado para llegar a donde estás? Para sentir como te sientes? Hágase esas preguntas que rara vez se toma el tiempo de hacerse. Muchas veces llegamos a esas etapas confusas por situaciones que vivimos, donde nos olvidamos de nosotros mismos para cuidar del mundo entero. Detente, siente la confusión y trata de recordar el momento en que perdiste esa esencia que te hace tan único.

Deja un comentario