mi clóset de payasos

Este mes cumplí 37 años, y tengo que reconocer que ese número no me gusta para nada! No es tan divertido como los 35, y se acerca peligrosamente a los 40... si... los temidos 40 :D. Pero como decía mi abuela Olga: "Más vale envejecer que morir joven" y tenía razón. Doy mis 37 vueltas al Sol, y entre la lista de cosas que quiero lograr en estos próximos 365 días, además de aceptar que ya no tengo 25, está encontrar mi estilo y finalmente transformar mi closet. Tengo muchos años soñando con tener un “armario de revistas” donde todo esté organizado y coordinado. ¿Puedes imaginar?

estilo payaso de circo

Mi hermana dice que mi guardarropa parece el de un payaso de circo y le doy un poco de razón. Me encantan los colores, así que compro la ropa más colorida del estante. Además, siempre compro piezas separadas para que cuando llego a casa nada coincida, pero termino poniéndolas porque no tengo tiempo para cambiarlas. De ahí el cariñoso apodo acuñado por mi familia: El armario de Popy ( Popy era un famoso payaso de nuestra infancia).

Como hemos hablado en el pasado, la maternidad y un armario complicado no se llevan bien. Y si bien el uniforme sigue siendo un salvavidas, me gustaría organizar mejor lo que tengo para poder variar de vez en cuando y resaltar las últimas piezas que diseñé para Macy Calder . Afortunadamente, estoy rodeada de mujeres talentosas, y mi amiga, mamá elegante y estilista Kathy López De Gull tiene una publicación de blog perfecta que se ha convertido en el mapa para la simplificación de mi guardarropa.

El consejo de Kathy es sencillo y se basa en el principio de que debemos comprar con un propósito. ¡Simple! Debemos saber lo que tenemos y lo que necesitamos antes de ir de compras. Y para entender lo que necesitamos nos da los siguientes seis consejos que me parecieron muy acertados:

Cómo comprar mejor en 6 pasos

1.- Elige 1 o 2 colores básicos. Busque en su armario los dos colores dominantes, y esos se considerarán sus colores básicos.

2.- Decídete por 2 o 3 colores de acento. Son colores adicionales a los básicos con los que vas a ampliar el armario. Cuanto menos tengas, más fácil será combinarlo todo.

3.- Elige una impresión. Pueden ser rayas, lunares, flores, leopardo, lo que quieras. Asegúrate de que el patrón que quieras tenga el mismo color para cada prenda.

4.- Revisa que cada color genere armonía al mezclarlos.

5.- Completa la siguiente lista de compras para cada uno de los colores y estampados que decidiste en los pasos anteriores con cada una de estas piezas.

  1. ¡Que te diviertas!

Suena genial, ¿verdad? Es un mapa sencillo para el armario perfecto y para que cada pieza represente tu estilo y combine. ¡Gracias, Kathy!

Hice el ejercicio y parece un ideal completamente alcanzable. Me di cuenta que aunque pensé que era un desastre, tengo muchas piezas en blanco, azul y verde por donde puedo empezar. No cabe duda que este año mi armario pasará de Circus Clown a Mompreneur. ¡Te mantendré informado!

¿Y usted? ¿Estás listo para reorganizar tus guardarropas siguiendo los consejos de Kathy?

¡Hasta pronto Mamás Bonitas!

Deja un comentario